Temas

Cómo hacer el mantenimiento de una puerta automática

21/10/2020 · Puertas automáticas

Las puertas automáticas son un elemento cada vez más común en nuestros garajes o entradas. Son una gran mejora para nuestro bienestar diario, al poder abrirlas sin ningún esfuerzo físico, directamente desde nuestro vehículo. Además, las puertas automáticas aportan un gran valor estético al espacio en el que las pongamos, ya que dan sensación de robustez y limpieza.

Pero desde Automatismos Naveira queremos recordarte que, si queremos disfrutar de sus ventajas durante mucho tiempo, tenemos que darles un buen mantenimiento a las puertas automáticas.

Consejos para el mantenimiento de tu puerta automática

Cualquier sistema o material que instalemos en nuestros hogares, y sobre todo si están en el exterior, requiere de una serie de cuidados para optimizar su tiempo de vida útil y evitar averías.

Estas son algunas pequeñas acciones que puedes llevar a cabo para cuidar tu puerta automática: 

Lubricar el equipo

Las puertas automáticas cuentan con varios engranajes para su funcionamiento. Por ello, es necesario mantenerlos lubricados. Tampoco es bueno el exceso de aceite, pero sin duda una buena lubricación es clave para evitar el desgaste excesivo de las piezas e incluso una avería.

Limpieza

La mayoría de las puertas automáticas son exteriores. Esto significa que están expuestas a todo tipo de inclemencias climáticas y factores ambientales. Cuando distintos elementos, como hojas, ramas, tierra o polvo se introducen en los mecanismos de la puerta, con el tiempo terminarán haciendo que vaya más lenta. Esto no es un gran inconveniente en sí mismo, pero el problema llega cuando el motor tiene que hacer un sobre esfuerzo para conseguir que la puerta se abra del todo.

En el caso de las puertas correderas, los raíles son especialmente proclives a almacenar suciedad. Es importante limpiarlos de vez en cuando para evitar ralentizaciones, bloqueos y/o averías.

No seas perezoso o perezosa

No podemos olvidar que las puertas automáticas funcionan gracias a un motor que, como todos los motores, sufre desgaste. Muchos de nosotros caemos frecuentemente en la tentación de utilizar nuestra puerta automática como “entrada para peatones”.

Te recomendamos que, si puedes, entres en casa/garaje por una puerta tradicional, aunque tengas que dar un pequeño rodeo. De esta forma evitarás hacer un mal uso de la puerta automática y evitar sobrecargar el motor.

Elige bien dónde colocar el motor

Al ser la mayoría de puertas automáticas exteriores, puede ser que nuestro motor quede expuesto a las condiciones climáticas. La humedad no estropea los motores, pero sí los ralentiza y les hace disminuir su potencia. Muchas puertas automáticas traen el motor protegido, pero otras no. En el caso de que no sea así, asegúrate de colocar el motor en la parte interior de la puerta, para prevenir así este problema.

 

En definitiva, el mantenimiento de las puertas automáticas es tan imprescindible como sencillo. Sin embargo, muchas veces nos dejamos llevar por la pereza, o simplemente desconocemos la importancia de cuidar nuestros equipos.

Si este ha sido tu caso y te encuentras con una avería en tu puerta automática, no dudes en contactarnos. En Automatismos Naveira tenemos muchos años de experiencia en la instalación de puertas automáticas y por tanto de sus averías. Disponemos de los conocimientos técnicos necesarios para arreglar cualquier puerta de garaje, sea cual sea el modelo. Es muy difícil encontrar dos puertas automáticas exactamente iguales, por eso, las conocemos todas.

¡Compártelo!